¿Cómo funciona la medicina china?

Para muchos, la medicina china es mágica; para otros, es una leyenda; y para muchos otros más, es una forma de vida. Entonces, ¿qué es realmente la medicina china?


En realidad, pienso que podemos definir la medicina china como una mezcla de tradición cultural y ciencia, ya que esta se ha desarrollado desde hace varios milenios (literalmente) a través de conocimientos obtenidos en su mayoría por medio del seguimiento del método científico (observación, planteamiento de preguntas, hipótesis, experimentación, conclusión y resultados) aplicado a las plantas, minerales y otros elementos que rodeaban a la población china para buscar resolver los problemas de salud que los aquejaban. Sin embargo, al ser un conjunto de conocimientos tan antiguo y tan amplio, en varias ocasiones se ve mezclado con leyendas y mitos como la del emperador Shennong quien probó miles de hierbas para descubrir sus propiedades medicinales y así poder ayudar a su pueblo. El concepto de la medicina china está tan arraigado a sus tradiciones e historia, que a lo ancho de China y de muchos otros países orientales, podemos encontrarla en todas partes, inclusive en restaurantes que seleccionan los ingredientes de sus platillos de acuerdo a los beneficios que aportan a la salud.


Si bien es cierto que la manera de diagnosticar y seleccionar el tratamiento es totalmente diferente en la medicina china y en la medicina occidental; a la luz de la ciencia moderna, podemos entender que la fitoterapia china (hierbas medicinales) funciona a través de la acción de los compuestos químicos de cada uno de los ingredientes. Es decir, que una fórmula que contenga cúrcuma tendrá importantes características antioxidantes y antiinflamatorias, o que al utilizar una hierba conocida como Qinghao realmente se puede tratar la malaria pues contiene compuestos como artemisina y dihidtoartemisina que se han comprobado en laboratorio como tratamientos efectivos contra esta enfermedad, ameritando con ello un premio Nobel.


Sin embargo, no es tan sencillo como esto, ya que cada hierba posee más de un par de compuesto activos, como Liu Wei Di Huang Wan, una popular fórmula china de seis ingredientes que posee 183 compuestos activos. Por si fuera poco, de acuerdo a cada fórmula de medicina china, se puede utilizar una misma hierba pero con diferente preparación, como podría ser en alcohol o frita, por poner algunos ejemplos, lo cual cambia la conformación química de los ingredientes y les da nuevas propiedades farmacológicas.


Entonces, por más de que pueda resultarnos antiguo, extraño o diferente el tratar enfermedades a través del uso de plantas medicinales ya sea en tés, cápsulas, o alguna otra presentación, hace todo el sentido del mundo ya que estamos consumiendo los mismos compuestos químicos contenidos en las medicinas que conocemos pero en el estado más natural, además de muchos otros que la medicina moderna sigue buscando aislar para sentar las bases para el desarrollo de medicamentos futuros.


En conclusión, además de proporcionarnos opciones farmacológicas distintas y variadas, la medicina china ofrece la ventaja de que, al ver al cuerpo como un todo, busca solucionar el problema desde la raíz y brindar bienestar a todo el cuerpo y no solo quitando síntomas de manera aislada, ofreciendo así una nueva perspectiva y excelente alternativa a aquellos que no han logrado resolver sus problemas de salud con otros medios o a aquellos que buscan restablecer su salud de una manera más integral y natural.






Lectura complementaria:

Prediction Methods of Herbal Compounds in Chinese Medicinal Herbs

Antioxidant activity and phenolic compounds of 112 traditional Chinese medicinal plants associated with anticancer


34 vistas

© 2020 by Za´laze´